galería Nuestros Silencios – Instalación Monumental en su paso por San Francisco, CA

Pasan los dí​​as, pasamos y el silencio sigue ahí​. Silencio propio y a veces también silencio compartido. Silencio circunscrito al espacio breve de plazas ruidosas y parques, y puertos y avenidas. Silencio, que puede ser mas profundo e imperecedero. Silencio hacinado entre pecho y espalda, pudriéndose allí​ sin esperanza de sosiego. Silencio valiente que calla lo que debe callar. Silencio cobarde que dice lo que no es necesario ser escuchado y calla lo esencial. Silencio impuesto y silencio voluntario. Silencio temerario y por eso silenciado.  Silencio temeroso y por eso auto silenciado. Silencio a prueba de palabras. Silencio a base de silencios. Silencio asumido donde se proclama “No al mutismo” con pancartas que las que no cree nadie. Un mar de silencios. Un cielo de silencios. Una tierra fértil de silencios.
Nos cubren la boca, nos aprietan la garganta, nos extirpan la voz y con dolor se pare un silencio.
Nos cubrimos la boca, nos apretamos la garganta, nos extirpamos la voz, y con dolor nuestro silencio pare otros silencios.
Nos destapan la boca, nos alivian la presió​n de la garganta, nos devuelven la voz y quizá​s todaví​a se para un silencio.
Nos destapamos la boca, nos aliviamos la presió​n de la garganta, nos devolvemos la voz y un sonido gutural se escucha nacer de adentro. La esperanza yace entonces donde empiezan a morir nuestros silencios.

Nuestros silencios es una instalación escultórica monumental que aborda tanto la autocensura individual como uno de los derechos humanos fundamentales: la libertad de expresión. En cada una de las ciudades en que se presenta (Lisboa, Madrid, Bruselas, Roma, Londres, San Petesburgo, Cuidad México y San Francisco entre otras) la obra adquiere un significado distinto al establecer relaciones contextuales con su arquitectura, su cultura, su sociedad y su historia. Su escultor, Rivelino (San José de Gracia, Jalisco, México, 1973)  investiga desde hace mas de 15 años las relaciones que establecen los seres humanos con el plano individual o como sociedad. Nuestros silencios está integrada por diez piezas antropomorfas de gran formato −3.50 x 2.20 x 1.10 m, con un peso aproximado de una tonelada cada una−, elaboradas en bronce a la cera perdida, con pátina de colores blanco y ocre. (Tomado de la página oficial Nuestros Silencios)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s